You are currently browsing the category archive for the ‘Veladas’ category.

Estructura de la velada.

Podemos decir que la velada es mas que un simple encuentro de personas, un encuentro de amistad, para compartir juntos experiencias vividas, reflexionar sobre algún tema en particular que nos convoque celebrar algún acontecimiento aportando lo mejor de cada uno, todo ello enmarcado dentro de ciertas particularidades que hacen que la velada sea lo que deba ser y no un fogón en miniatura. Antes de adentrarnos al desarrollo de este tema, conviene aclarar ciertos puntos a tener en cuenta y que por comparación con las características propias entre fogón y velada abran de facilitar sus diferencias:

  1. La velada puede o no tener fuego, desarrollarse indistintamente tanto de día como en la noche.
  2. La velada puede celebrarse tanto al aire libre como en locales cubiertos (salones, aulas, etc.) contando con las comodidades adecuadas (asientos bancos etc.) no necesariamente con él publico en herradura como en los fogones.
  3. A la velada se puede asistir disfrazado, con ropas de calle e incluso se admite el uso del uniforme.
  4. Puede estar dirigido a un publico abierto (no scout) o privado de la sección o patrulla (cerrado) e incluso cursar invitaciones a participar de ella.

Dentro de la gran variedad de veladas, podemos clasificarlas en cinco grandes familias según sus temáticas y objetivos a los que van dirigidas.

  • Velada fiesta.
  • Velada espectáculo
  • Velada tema.
  • Velada reflexión.
  • Velada espontánea.

Cada uno de estos tipos de velada responde a distintas características propias y diferentes objetivos. Al igual que en los fogones, habrá de tenerse en cuenta los diferentes ítem, que, básicamente podemos enunciar así:

Objetivo en curso (fin pedagógico que se persigue)

estado anímico de los participantes (sentido de la oportunidad para celebrar la velada acorde a los tiempos y contenidos)

Lugar (espacio físico disponible)

Recursos (materiales y técnicas de expresión que dispongan los participantes.

Tiempo (el requerido para la organización)

Diferentes tipos de velada La velada fiesta Su objetivo es celebrar (festejar) algún evento que es motivo e alegría para el grupo (ejemplos: cumpleaños, entrega de alguna insignia especial, aniversarios etc.)

Hay un motivo de festejo.

Todos participan: no hay un publico pasivo ni actores sino que actúan todos.

El espacio físico debe ser lo suficientemente amplio para desenvolverse con comodidad, contemplando que se desarrollen las danzas, juegos cortos y la animación correspondiente.

Refrigerio: Habrá un buffet o comida a la canasta para compartir atento a los horarios en que se lleva a cabo la velada. En esencia se trata de reunirse en torno a un tema de celebración que convoque a vivir la vida en grupo, sea este que involucre directamente a unos pocos (por ejemplo: festejar el día del guía de patrulla en la tropa, o en mayor escala el aniversario del grupo scout)

La velada espectáculo Más compleja en elaboración que la anterior y en algunos conceptos mucho más exigente, debemos diferenciar dos grandes tipos según él publico a los que va dirigido y la participación de este:

Para un publico bien definido (pasivo, externo al grupo scout).

Donde todos son a la vez actores y espectadores.

En la primera, la velada esta dirigida hacia un publico que observa la presentación pasivamente (esto implica proporcionarle las comodidades necesarias)

En su concepción, al estar dirigida a un publico muy concreto, su temática y realización están en función de a quienes va dirigida. Es el caso de veladas para representar ante un publico infantil (por ejemplo en una guardería, o en el extremo opuesto una velada en un hogar geriátrico)

En la segunda se requiere de dispositivos escénicos. Escenografita, recursos adecuados de audio, vestuario, y cierto manejo de técnicas teatrales.

Según su objetivo puede requerir difusión previa (publicidad, venta de entradas, colaboraciones de auspiciantes etc.)

Exige distribución de roles específicos. Acorde a las capacidades artísticas y técnicas, abran que designarse los papeles actorales y de realización (vestuarista, iluminador, sonidista, escenográfo etc.)

Por sus características merece una especial atención en su programación (no admite improvisaciones) esto hace garantizar el resultado esperado a través de ensayos tanto actorales como del equipo necesario

La velada espectáculo puede ser dedicado como homenaje a alguien, o parra recaudar fondos e incluso como servició para animar una obra infantil en la guardería.

Velada tema En este caso todo gira en torno a un tema central y sobre él, se refieren sketches, danzas, canciones e incluso los disfraces con los que se concurren a las veladas. Puede ser un personaje real o imaginario, una época o un lugar que suscite la creatividad para armar una historia que le dé contenido y alrededor del cual se basaran todos los recursos de expresión. El tema:

Debe suscitar la imaginación para crear sketches, cuentos, danzas, etc.

Debe ser concreto y único

Todos participan como actores y espectadores a la vez.

Velada reflexión Puede ser previamente elaborada o espontánea. En ambos casos, tiene por objetivo reflexionar en grupo sobre un tema dado y arribar a una conclusión a través de la puesta en común de las ideas. Exige un clima previo, un tema concreto a reflexionar, profundizado y un resumen final o conclusión que lleve a una toma de conciencia. Debe preverse el tiempo adecuado (no excesivo) para:

  • Profundizar el tema (analizar)
  • Variar el enfoque (aclarar los puntos de vista)
  • Cambiar impresiones (puesta en común)
  • Abrir él dialogo.
  • Incorporar alguna animación (dinámica)
  • Aportar elementos de apoyo (citas, textos, lecturas, etc.)

Como ejemplo podríamos proponer que cada patrulla elabore su propia interpretación sobre una sita del evangelio y luego la desarrolle a través de alguna actividad en la velada. Valiéndose de sus propios recursos de expresión algunos presentaran por ejemplo una canción acorde al tema, una representación dramatizada, una reflexión sobre la aplicación practica del contenido en la vida diaria, etc.

Apelando a la riqueza de este recurso para animar la espiritualidad, no debemos descartar el uso de juegos de señales de pista, señalización, Morse, humo, etc.. Suscitar en la velada nocturna conclusiones acerca de las señales que nos acercan al gran jefe, como el se comunica con cada uno de nosotros etc. En todos los casos deberá preverse en el programa del día, el tiempo suficiente para permitir a cada patrulla preparar su trabajo o desarrollar un tema. Sin embargo (y no hablamos de improvisación) determinada situación imprevista, estado anímico, tensión, pueden (y de echo la ocasión) dar la oportunidad ineludible de celebrar una velada de reflexión espontánea. Velada espontánea Nacen espontáneamente, a partir de:

  • Un determinado ambiente.
  • Una situación determinada.

Una “charla con las estrellas” como ejemplo de una velada espontánea es un excelente medio para el scouter a la hora de sincerar las situaciones de tensión en una patrulla. Algunas claves para tener en cuenta:

  • Crear un clima apropiado previo.
  • Debe ser de corta duración y una conclusión que arribe al fin propuesto.
  • Requiere un mínimo de preparación por parte del animador.
  • Variedad de interpretación (permitir la participación y la corriente de ideas)
  • Evitar la improvisación (dar y darse tiempo para la elaboración)
  • Capacidad de síntesis (para recordar las ideas y exponerlas con claridad)

Frecuentemente estas veladas surgen de la necesidad de atemperar algún ambiente tensionado por alguna circunstancia propia de la convivencia. No por casualidad se requiere el tacto necesario para manejar la situación propiciando el clima de reflexión y reconciliación.

Una alternativa seria tomando un tema especifico acorde a la circunstancia del momento (la amistad, el amor entre hermanos etc.) y proponer una serie de preguntas que cada patrulla tendrá que reflexionar previamente para luego poner en común.
Esto que parece simple requiere cierta preparación del animador sobre el punto que se trata y habilidad para suscitar el ambiente adecuado, mantener el interés sobre la idea central evitando la dispersión y capacidad para extraer una conclusión que clarifique el mensaje.
Otros tipos de Velada :

Velada suspenso: basada sobre una historia policial o de espionaje tal que despierte la atención de los scouts. Puede ser preparada por ellos mismos con las variantes que propongan. La ambientación girara sobre este tema desde el principio, puede o no terminar en un juego nocturno.

Velada actualidad: esta surge de una reflexión y él dialogo de temas que preocupen o interesen en ese momento. Puede ambientarse a través de un canto, sketch, mimo, etc. debe tenerse en cuenta la edad y la realidad propia de los participantes.

Velada taller: exige una preparación previa de talleres de mascaras, escenografias y vestuarios, afiches, instrumentos musicales, etc. que luego se aplican en la velada propiamente dicha.

 

Material extraído de “Fogones y veladas” de M.S. Jorge Tondini y M.S. Oscar A. Pagliuca

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 182 seguidores